Ir directamente al contenido
¡Descubre aquí nuestras alternativas sostenibles para cuidar el planeta!

¿Por qué usar una maquinilla reutilizable?

Hoy vengo a hablaros de las maquinillas de depilar de acero inoxidable, uno de esos grandes productos que han sido casi olvidados por el dichoso plástico de usar y tirar.

Siempre digo que mi abuela (sin ella ser consciente), hizo que empezase con todo esto del zero waste. La historia en sí no tiene nada de misteriosa y mucho menos mística. La protagonista: su maquinilla de acero inoxidable.

Después de la historia, os cuento las ventajas por las que considero que usar una maquinilla reutilizable es mucho mejor que de las de usar y tirar.

Y finalmente, os enseñaré los dos tipos de maquinillas que más me gustan y cuáles son las diferencias entre ellas.

Breve historia de la maquinilla de mi abuela

Como cada año, estábamos pasando unos días de verano en su casa. Recuerdo que en esa época no me sentía nada cómoda saliendo en tirantes con pelos en las axilas y resulta que esa vez, me olvidé mi cuchilla de depilar en casa.

Cuando me di cuenta, me dispuse a rebuscar en los cajones del baño, porque recordaba haber visto alguna maquinilla en alguna ocasión anterior.
Y efectivamente, en uno de los armarios encontré la cuchilla de acero inoxidable, junto con una cajita que tenía hojas de recambio. Nunca había usado una, pero sin más misterio, coloqué la cuchilla y conseguí mi objetivo: deshacerme de los pocos pelos que tenía.

Quizás parezca raro, pero me quedé pensando un buen rato…
Le pregunté a mi abuela dónde había comprado esa maquinilla; que, por cierto, depilaba de maravilla (mucho mejor que la que yo usaba en aquel momento). Y en realidad fue su respuesta la que me hizo reflexionar:

-Hija mía, no me acuerdo donde la compré, ¡hace más de 30 años que la tengo!

Mi abuela la tenía desde hacía 30 años y yo cada mes estaba tirando una a la basura…

Entonces me puse a calcular las maquinillas que yo solita había usado y tirado a la basura durante esos años, y la de maquinillas de plástico que se habrían tirado en todo el mundo desde que se empezaron a fabricar.

Pero, ¿por qué? Porqué nos habíamos olvidado de las maquinillas de las que usaban nuestras abuelas y abuelos, esas que habían comprado una vez hace treinta años y que funcionaban fantásticamente…

Yo quería esa maquinilla. Y la verdad, me costó encontrarla, pero la conseguí. Y desde entonces se acabaron las de usar y tirar para siempre.
Por suerte, el tema de la pelofobia está más que superado, pero sigo usando mi maquinilla reusable cuando me apetece.

Ventajas de usar una maquinilla de acero inoxidable.

  • Es ecofriendly
    No generamos basura ni plástico innecesario en el medio ambiente.

  • Es económica
    Mucho más económica que comprar maquinillas deshechables. Hay varios modelos de los que te hablo más abajo, pero puedes conseguir una desmontable y buena por menos de 15 euros y si quieres un mecanismo más automático, la encuentras por menos de 40 euros. Calcula cuánto gastas en maquinillas desechables al mes o año y si quieres multiplícalo por los 30 años que la ha amortizado mi abuela…

  • Depila y afeita realmente bien
    Consigues un depilado súper apurado y la cuchilla resbala perfectamente por la piel. Lo bueno es que cuando ves que se está empezando a desgastar por el uso, solamente tienes que quitar la hoja y sustituirla por una nueva. La hoja es la estándar de toda la vida, se puede encontrar en muchos comercios.

  • Es unisex
    Sirve para cualquier persona. Ya está bien de que nos vendan que un producto es exclusivo para hombre y otro para mujer…

  • No corta
    El mito de que producen cortes es tan solo eso, un mito. No me he cortado nunca usándola, y eso que no voy precisamente con mucho cuidado… Igualmente, en zonas complicadas como el tobillo, por ejemplo, o la parte de atrás de la pantorrilla, puedes hacerte algún pequeño corte superficial (como con cualquiera de las de usar y tirar).
    La única manera real que tienes de cortarte es si coges la cuchilla por la parte cortante, pero para eso tiene una parte que no corta, que es por donde se sujeta. Es como como si coges un cuchillo afilado por la parte que corta en vez de por el mango…

¿Qué maquinilla de acero inoxidable recomiendo?

Como siempre, solo recomiendo lo que nosotros usamos en casa, porque nos funciona realmente bien y nos gusta.

La que tenemos nosotros es una maquinilla desmontable, muy sencilla de usar, económica y efectiva. Se abre girando el mango y se desmonta en tres piezas, el mango la placa donde se coloca la hoja y la “tapa”.

La podéis encontrar aquí . Viene con una funda de algodón hecha en España y un paquete de 10 hojas de recambio.

También del mismo estilo, recomendamos esta otra más “sofisticada”. Tan solo hay que girar el mecanismo y se abre automáticamente para poder colocar la cuchilla y cerrarla simplemente girando en el otro sentido.

Pesa un poco más que la otra, y por eso es perfecta para barbas densas de largura corta o media.
La podéis encontrar aquí . Viene también con su funda de algodón hecha en España y 10 hojas de recambio.
Esta última es más “cómoda” de usar porque colocas la cuchilla sin tener que desmontar el cabezal. Pero La elección final va a preferencia de cada uno.

Esperamos que os haya servido este post y si tenéis cualquier duda podéis dejárnoslo en los comentarios.

¡Comparte este artículo con el mundo!

comments powered by Disqus