Ir directamente al contenido
¡Descubre aquí nuestras alternativas sostenibles para cuidar el planeta!

Detergente “Zero Waste”: Las nueces de lavado

Hoy te queremos hablar de una alternativa 100% natural y libre de tóxicos para lavar la ropa en la lavadora: las nueces de lavado (soap nuts). ¿Cómo se usan? ¿Qué propiedades tienen? ¿Cuánto cuestan? Te lo contamos todo en este artículo.

¿Qué son y de dónde provienen las nueces de lavado?

Estas nueces son los frutos de los árboles Sapindus Mukorossi y Sapindus Trifoliatus que crecen en India y Nepal principalmente. En hindi, a las nueces de lavado se las conoce por el nombre de Ritha o Reetha y se pueden encontrar a granel en los mercados locales.

La cascara de las nueces de lavado es lo que las hace especiales, ya que contiene saponina, una sustancia limpiadora con propiedades desinfectantes y antibacterianas. Al entrar en contacto con el agua caliente, la saponina se activa inmediatamente proporcionando una limpieza muy eficaz a las prendas de ropa, toallas, etc. Este detergente natural, sirve para limpiar y eliminar manchas de una manera muy similar a cualquier otro jabón o detergente convencional.

Este es el árbol donde crecen las nueces
Este es el árbol donde crecen las nueces

Más abajo te explicamos con detalle dos maneras distintas de utilizar las nueces de lavado, pero primero vamos a hablar de algunas de sus características.

Las nueces de lavado son un producto excelente porque…

  • Es un producto 100% natural, biodegradable y renovable que lava la ropa en profundidad y la deja suave al tacto.
  • Es un producto libre de tóxicos recomendable en caso de alergias, pieles atópicas y para lavar la ropa de los bebés.
  • Es una alternativa respetuosa con el medio ambiente ya que no vertemos ningún residuo químico en el tanque séptico y no utilizamos envases de plástico.
  • Es un producto ecológico que no proviene de procesos químicos industriales, una de las grandes industrias que más contaminan el medio ambiente.
  • Es económico ya que con 1 Kg de nueces tenemos para unos 300 lavados.
  • Son aptas para lavar ropa blanca y de color así como para lana y seda.

Tienes que tener en cuenta que las nueces de lavado…

  • No proporcionan un efecto blanqueador a la ropa, pero si lo que estás buscando es este resultado, solamente tendrías que añadir una cucharada de percarbonato de sodio o bicarbonato en el tambor de la lavadora.
  • Son inodoras, no dejan ningún olor en las prendas. Pero si te gusta que tu ropa huela a algún aroma, te recomendamos que utilices tu aceite esencial favorito ya que es una buena alternativa natural a los detergentes químicos. Simplemente añade unas diez gotas del aceite esencial que más te guste al tambor antes de empezar con el lavado.
  • No sirven como quitamanchas por lo que las manchas difíciles hay que tratarlas antes de poner la lavadora. Depende del tipo de mancha, pero lo que suelo hacer es frotar la zona con jabón sólido de la abuela o jabón de Marsella y dejarlo a remojo para que se reblandezca y después lo pongo en la lavadora con el resto de la ropa.

¿Cómo se utilizan las nueces de lavado?

Las nueces se pueden utilizar de dos maneras: utilizando directamente las cascaras enteras o fabricando un facilísimo jabón líquido a partir de las cascaras.
Ambas opciones son válidas para lavar ropa blanca o de color, lana y seda y la lavadora se puede programar con o sin prelavado, como tú lo hagas normalmente.

Las nueces de lavado enteras, con la semilla dentro
Las nueces de lavado enteras, con la semilla dentro

Te contamos más cosas sobre estas dos opciones y cuál es mejor (para mi) según el tipo de lavado:

Cascaras de nueces:

Directamente, introducimos entre 5 y 8 mitades de nueces en una bolsita de tela bien cerrada en el tambor de la lavadora. (La bolsita de tela, preferiblemente de algodón) La temperatura recomendablemente para el ciclo de lavado varía desde los 30 a los 90 grados centígrados y conviene llenar el tambor de la lavadora solo 3 cuartas partes para que la bolsita pueda circular bien por la lavadora.

Normalmente las mismas nueces pueden servir para 2 o 3 lavados, después las sacaremos de la bolsita (se pueden compostar) y pondremos unas nuevas para los siguientes lavados. Lo que nosotros hacemos es reusarlas 3 veces para lavados a 30-40 º y 2 veces para lavados a 60-90º

Importante: Esta opción no sirve para lavados en frío puesto que no se activaría la saponina, que es la sustancia que sirve de agente limpiador. Lo mismo para lavados cortos, ya que no son tan efectivas.

Nota: Al ser un producto natural, en ocasiones las nueces pueden están apelmazadas y un poco pegajosas debido a la saponina. Por ello en el lavado alguna prenda de ropa puede quedar un poco “dura”, sobre todo si cargamos mucho la lavadora.

Jabón líquido:

La segunda opción es fabricar un jabón líquido a partir de las cascaras de las nueces de lavado. En 20 minutos lo tenemos hecho y es súper sencillo. Aquí te dejamos la receta que usamos para hacer nuestro jabón líquido en casa a partir de estas nueces.

Esta opción sirve perfectamente para lavados con agua fría, programas cortos o lavados a mano. El jabón líquido se puede mezclar directamente con otros elementos (bicarbonato, percarbonato, vinagre y aceites esenciales), a la hora de poner la lavadora para que el efecto blanqueador, suavizante y el aroma sean más eficaces. La cantidad de jabón que debemos verter depende de la cantidad de ropa que queramos lavar, pero para una lavadora normal yo utilizo más o menos un tapón de detergente liquido convencional.

Esta opción es mejor que la anterior para ropa blanca, desde mi experiencia.

Otros usos del jabón liquido

Además de para lavar la ropa, este jabón es una alternativa ideal para el lavavajillas, como limpia cristales, para limpiar el baño, los suelos, los muebles…

Se puede utilizar solo o mezclarlo con otros ingredientes como jugo de limón, vinagre, y/o aceites esenciales.

Yo suelo mezclar 23 partes del jabón líquido con el jugo de medio limón para el lavavajillas y para los suelos, baños, muebles, sustituyo el limón por 13 de vinagre y unas 5 gotas del aceite esencial que me apetezca (limón, lavanda…). Lo reservo en un armario donde no haya humedad ni esté expuesto al sol y lo utilizo cuando lo necesito.

En definitiva…

Para nosotros las nueces de lavado son la mejor opción para hacer la colada y para limpiar muchos otros espacios de la casa. No solo porque se trata de un producto natural, sino que además le estamos ahorrando al medio ambiente las grandes cantidades de plástico que se generan con el consumo de productos de limpieza convencionales. Es una paradoja que para limpiar nuestra casa tengamos que “ensuciar” la naturaleza, asique si quieres sumar tu granito de arena, te animamos a probar esta alternativa ecológica.

¡Esperamos que este artículo te ha gustado! Si tienes cualquier otra alternativa Zero Waste a los detergentes químicos, no dudes en compartirlo con nosotros aquí abajo.