Ir directamente al contenido
¡Descubre aquí nuestras alternativas sostenibles para cuidar el planeta!

Receta de jabón líquido hecho con nueces de lavado

Si os ha gustado el ultimo post en el que hablamos de las propiedades de las nueces de lavado, no podéis dejar de probar a hacer esta receta de jabón ecológico que os enseñamos a continuación.

Receta de jabón líquido Zero Waste fabricado en casa con nueces de lavado

¿Qué necesitamos?

  • 1 litro de agua
  • 15 nueces de lavado (30 mitades de cáscara)
  • Una olla
  • Un colador
  • Un bote o jarra de cristal preferiblemente para guardar el jabón.

¿Cómo se hace?

¡Sencillísimo! Ponemos a hervir el agua y cuando empiece la ebullición echamos las cascaras. Las dejamos entre 10 y 15 minutos hirviendo. Cuidado con que no salga el agua (Podemos tapar la olla dejando un hueco para que salga un poco de vapor).

Simplemente hay que echar las cascaras en el agua hirviendo
Simplemente hay que echar las cascaras en el agua hirviendo

Dejamos reposar el líquido con las cascaras dentro durante una hora y lo ponemos de nuevo a hervir 10 minutos más.
A continuación, exprimimos bien las nueces (con la mano o con un tenedor) para sacar toda la saponina que contienen. Si lo haces con la mano, déjalo reposar un poco para que se enfríe ya que no queremos quemarnos. 😄
Finalmente colamos el líquido resultante y lo conservaremos en un frasco de cristal. Lo podemos guardar en un armario donde no haya humedad ni entre la luz directa del sol o en la nevera.

¡Y listo! Ya tendrías tu jabón casero ecológico.

Como abrir fácilmente las nueces de lavado

La cascara es dura, pero las nueces se abren bastante fácil
La cascara es dura, pero las nueces se abren bastante fácil

Si compras las nueces de lavado y vienen enteras, con la semilla dentro, es recomendable partirlas para que puedan soltar más fácilmente su principio activo, la saponina.

La cascara de la nuez seca es dura, pero la base es perfecta para hacer un pequeño corte con un cuchillo o una punta y a continuación separar las dos mitades con las manos. Cuidado con no cortaros con el cuchillo.

Si no os convence esta opción, otra manera de abrirlas es mediante un cascanueces tradicional.

En el siguiente video, os enseñamos como abrirlas fácilmente, porque a veces, una imagen vale más que mil palabras. 😉

Esperamos que probéis esta receta y nos digáis que os ha parecido.
Si tenéis cualquier duda dejárnoslo en los comentarios más abajo.