Ir directamente al contenido
¡Descubre aquí nuestras alternativas sostenibles para cuidar el planeta!

9 razones por las que comprar a granel

¿Cuantas veces te ha pasado que solo necesitas una pequeña cantidad de una especia o un ingrediente, pero no has tenido más remedio que comprar un bote o envase entero porque no hay otra opción en el supermercado?

Al final terminas dejándolo olvidado en algún armario de la cocina hasta que te das cuenta que ha caducado y lo tienes que tirar, desperdiciando así tu dinero, el producto y el envase…

Y es que no nos lo ponen fácil, porque en los supermercados o grandes superficies casi el 100% de los productos están envasados y aunque parece que hay mucha variedad, al final no tienes opción a elegir la cantidad que compras. Y ya no digamos si intentas hacer una compra responsable sin llevártelo absolutamente todo en plástico…

Pero por suerte, cada vez en más lugares encontramos tiendas a granel que nos hacen la vida mucho mejor y que nos ayudan a llevar un estilo de vida más sostenible.

Comprar a granel: ¿Por qué?

Estas son solo algunas de las razones por las que comprar a granel es tan chachi:

  • Porque reduces la cantidad de envases que consumes. Puedes ir a la tienda con tus bolsas de tela, tus tarros o recipientes y reutilizarlos infinitas veces. Además, si no tienes nada a mano, en los lugares especializados en venta a granel te dan la opción de usar bolsas de papel reciclado para llevar los productos.
  • Porque desperdicias menos. Al comprar al peso estas controlando la cantidad de producto que quieres llevarte y por lo tanto gastas lo justo. Solo compras lo que necesitas y lo bueno es que pueden ser tanto cantidades pequeñas (muy útil si vives solo), como grandes cantidades (si tienes una familia numerosa o una cena con amigos).
  • Porque comprando en los mercados locales o tiendas del barrio, estas apoyando a los pequeños vendedores y agricultores en vez de a las grandes multinacionales.
  • Porque verificas la calidad del producto que compras con tus propios ojos, sin envases y sin campañas de marketing de por medio. Puedes ver su apariencia real y no la que te muestran en la foto del envase.
  • Porque no hay compra mínima y puedes probar nuevos productos sin tener que pensar en que si no te gusta vas a tirarlo a la basura y a malgastar tu dinero.
  • Porque te das cuenta que estás consumiendo una dieta más completa y variada ya que descubres muchos productos nuevos que antes no sabías ni que existían: cereales, granos, especias, verduras, frutos deshidratados… y te animas a innovar con nuevas recetas.
  • Porque en las tiendas a granel hay productos aptos para celiacos y alternativas para personas con otras intolerancias alimenticias a un coste más que correcto.
  • Porque ahorras en costes ya que, al contrario de los productos procesados, el coste del envasado es mucho menor y los procesos son más simples (manipulación, transporte, embalaje…).
  • Porque es muy satisfactorio saber que estas contribuyendo a que haya menos bolsas de plástico en el medio ambiente, y eso, es genial.

Para nosotros, hay muchas más razones por las que comprar a granel en vez de en los supermercados, pero la más importante de todas en este momento es la de combatir las cantidades ingentes de plástico que se utilizan para envasar todos los productos. El uso inapropiado que estamos haciendo del plástico de usar y tirar es cuanto menos preocupante y un sinsentido que tiene que extinguirse lo antes posible.

Hace unos años, las tiendas a granel como tal, eran cosa de grandes ciudades como Madrid y Barcelona, pero afortunadamente esto está cambiando y cada vez encontramos tiendas a granel en más ciudades y localidades.

Y ¡esto es todo!, esperamos que os acerquéis a alguna tienda a granel y os animamos a comprar frutas, verduras y hortalizas en los mercados locales, ir a las panaderías, pescaderías y charcuterías del barrio y consumir con consciencia.

Aunque parezca más cómodo ir al supermercado, con un poco de planificación nuestra compra será mucho más eficiente, económica, y responsable.

¡Hasta pronto!