Ir directamente al contenido
¡Descubre aquí nuestras alternativas sostenibles para cuidar el planeta!

¿Funciona el filtro de carbón activado de bambú?

¿Sabías que, en todo el mundo se consumen un millón de botellas de plástico por minuto? Y no solo eso, sino que se prevé que esta escalofriante cifra incremente en un 20% para el 2021.

Nosotros vivimos en Barcelona desde hace unos cuantos años, y siempre hemos sufrido con el tema del agua ya que su sabor es bastante fuerte y desagradable. Sin embargo, nos negamos a comprar agua embotellada porque pensamos que el agua es un recurso básico y que todos deberíamos tener acceso a agua potable de calidad sin tener que estar utilizando y desperdiciando botellas de plástico sin mesura…

Por esta y otras razones, hoy queremos hablar acerca de cómo filtrar el agua del grifo con un material natural, 100% biodegradable y seguro: El carbón activado de bambú .

A continuación, te explicamos algunas de sus propiedades, cómo se usan, cuánto duran… y además te damos algunos consejos para sacarles el máximo partido.

¿Qué es el carbón activado de bambú?

El carbón activo o carbón activado de bambú, es una forma natural, sencilla y sostenible de filtrar el agua del grifo que se considera efectivo para adsorber sustancias como cloro, metales pesados, pesticidas, surfactantes y disruptores hormonales.

Su capacidad de filtrado proviene de su estructura súper porosa y al proceso de carbonización al que es sometido dentro de unos hornos especiales de arcilla. (Hablamos de temperaturas entre 800°C a 1.200°C).

Gracias a este proceso, el carbón activado es capaz de actuar como una esponja, atrapando las impurezas entre sus poros. La superficie de un gramo de carbón activado pulverizado equivale a unos 500m2, o lo que es lo mismo, a dos campos de tenis. Increíble ¿verdad?.

¿Por qué de bambú y no otro tipo de madera?

Existen diferentes tipos de maderas que se pueden utilizar para fabricar carbón activado, por ejemplo, el binchotan, que tiene una forma más alargada que el carbón de bambú, u otros carbones de leña.

Sin embargo, se considera que el bambú posee una mayor cantidad de cavidades porosas dotándole de una mejor capacidad de filtrado (3 veces más por gramo que el carbón de leña). Además, es un recurso natural, sostenible y renovable que crece en 2-3 años, no requiere riego artificial, no se fumiga, y tampoco necesita fertilizantes para su crecimiento.

Bosque de bambú
Bosque de bambú

Otro punto a su favor, es que la cantidad de oxígeno que produce, es muy superior a cualquier otro sistema forestal sobre la misma superficie (Una hectárea de bambú captura aproximadamente 40 veces más CO2 que la misma superficie de pinos).

Y aunque este método de filtrado de agua quizás nos pueda parecer algo novedoso, en realidad, es una práctica tradicional en países como China y Japón desde hace más de cuatro siglos.

En el pasado, solo se utilizaban los troncos y las raíces del bambú para obtener el carbón activado, pero en el presente, se gestiona de una manera más ecológica y se utiliza hasta el serrín residual que queda al procesar el bambú.

¿Cómo se utiliza el filtro de carbón activado de bambú?

Usarlo es tan sencillo como seguir estos sencillos pasos:

1 – LAVAR

Antes de usarlos por primera vez, vamos a lavar los trozos de carbón activado poniéndolos debajo del agua del grifo para eliminar los restos de polvo del propio carbón. No hace falta utilizar ningún jabón, simplemente dejamos caer el chorro de agua y frotamos un poco con las manos.

2 – ESTERILIZAR

Hervimos en un cazo con agua los trozos de carbón activado durante 10 minutos. Una vez pasado ese tiempo, dejaremos que se enfríen y se sequen totalmente.

3 – RELLENAR LA JARRA O BOTELLA

El carbón activado ya estaría listo para filtrar y lo único que tenemos que hacer es introducir los trozos en nuestra jarra o botella favorita. Es totalmente normal si algún trozo flota.

4 – DEJAR QUE El CARBÓN ACTIVADO ACTÚE

Una vez que hemos colocado el carbón activado en nuestra jarra, se necesitan entre 4 y 8 horas para filtrar el agua del grifo (y si es más tiempo, mejor). Una vez pasado el tiempo, podremos disfrutar del agua filtrada, sin olores ni sabores.

5 – VOLVER A ESTERILIZAR PERIÓDICAMENTE

Recomendamos esterilizar los trozos de carbón activo cada una o dos semanas aproximadamente. Simplemente los vuelves a hervir durante 10 minutos y los vuelves a poner en la jarra.

¿Cuántos trozos de carbón activado necesito poner en mi jarra?

Una de nuestras jarras con el carbón activado dentro
Una de nuestras jarras con el carbón activado dentro

Esta es una de las preguntas que más nos habéis hecho y esto es lo que os recomendamos basándonos en nuestra experiencia usando los filtros cada día:

  • 2-3 trozos de carbón activado para filtrar entre 1 y 2 litros
  • 4-5 trozos de carbón activado para filtrar entre 2 a 3 litros

Con estas proporciones, nuestra agua se filtra perfectamente y el mal sabor se elimina completamente. Hay que tener en cuenta que va a depender un poco de la calidad y el sabor del agua de cada ciudad o región.

De todas formas, si es necesario poner un trozo más, se nota rápidamente al probar el agua.

¿Cuánto tiempo dura cada trozo de carbón activado?

Lo normal es que se tengan que renovar cada 2 ó 3 meses (si los utilizamos diariamente). Pero va a depender del uso que les des, si es más esporádico, te pueden durar algo más.

Si no te acuerdas exactamente de cuándo los usaste por primera vez, no pasa nada, en el momento en el que necesiten ser sustituidos, como te decíamos anteriormente, lo notarás al beber el agua filtrada. Simplemente, empezará a notarse el sabor característico del agua del grifo con el paso de los días y eso querrá decir que necesitas cambiarlos.

¿Qué hago con los trozos que ya no sirvan para filtrar el agua?

Además de filtrar el agua, el carbón vegetal, tiene otras muchas más propiedades como, por ejemplo: regular la humedad, reducir los olores, inhibir el moho y mantener frescos los alimentos entre otras cosas.

Éste es otro de los motivos por el que nos encanta este material, porque le puedes dar un segundo uso una vez se han secado completamente. Te proponemos algunas ideas:

  • Colócalo en armarios o cajones donde almacenes alimentos para evitar moho y malos olores.
  • Mételo dentro del frigorífico cerca de las frutas y verduras para que te aguanten frescos más tiempo.
  • Ponlo en el zapatero para eliminar los olores que se acumulan.

Nuestros consejos y opinión

En cuanto a consejos, personalmente, creemos que lo mejor es rellenar una jarra de agua grande antes de ir a dormir. De esta manera cuando te despiertes, ya estará filtrada y preparada para poder beber durante todo el día.

Si normalmente estás mucho tiempo en casa o en la oficina, y con una jarra no tienes suficiente para todo el día porque bebes bastante agua, es útil tener otra de repuesto para irlas alternando y tener siempre una llena. Siempre intentar que el agua esté retenida menos de 48 horas.

Si te gusta el agua fría, no hay ningún problema en poner la jarra o botella de vidrio con los trozos de carbón activado dentro de la nevera.

Y, por último, si encuentras algún pequeño residuo de carbón en el fondo de la jarra, no te preocupes si lo tragas. En pequeñas cantidades, es apto para el consumo humano y, de hecho, se utiliza para tratar algunos síntomas como intoxicación alimenticia, ciertos tipos de diarrea, etc…

Trozos de carbón activado de bambú
Trozos de carbón activado de bambú

Nosotros usamos el carbón activado de bambú que tenemos en nuestra tienda online y que puedes encontrar aquí .

En cuanto a opinión, estamos encantados con él. Primero porque es 100% biodegradable y compostable, y evita que invadamos el planeta de botellas de plástico y también de filtros de plásticos desechables (Tipo Brita, etc).
Segundo porque quita el mal sabor del agua del grifo y eso es vital para nosotros porque bebemos mucha agua.
Y tercero, porque es una opción económica tanto si lo comparamos con cualquier otro filtro de los que existen en el mercado, como con comprar botellas de agua…Si podéis, os invitamos a hacer el cálculo (contad con que 3 trozos de carbón os sirven para 2-3 meses) y veréis que el ahorro es considerable.

En definitiva, el filtro de carbón activado de bambú, nos parece la manera más sostenible, ecológica y respetuosa con el medio ambiente, de filtrar el agua del grifo.

Y vosotros, ¿Lo habéis probado? ¿Qué os parece? Nos encantaría que nos lo explicaseis en los comentarios. 😄